Social Selling: qué es y para qué lo usan las marcas

07 junio 2017

Vender algo hoy en día es una tarea difícil. Las llamadas telefónicas a puerta fría no son respondidas; lo mismo pasa con los correos electrónicos, los mandamos a la bandeja de eliminados sin abrirlos antes, o simplemente los consideramos spam. A pesar de Internet y los directorios, conseguir un lead sigue siendo una tarea difícil para muchas empresas y marcas.

Ahora bien, la llegada de las redes sociales abrió un mundo nuevo. Twitter, Facebook, LinkedIn, Instagram, Google+… permiten un acercamiento más directo con los posibles contactos y leads. La estrategia de Social Selling es tomada en cuenta por las empresas, es por eso que muchas marcas invierten en las redes sociales tanto o más que en cualquier otro soporte (publicidad, radio, televisión…)

 

¿Qué es el Social Selling?

El Social Selling consiste en utilizar las redes sociales que tenemos disponibles para interactuar con los clientes potenciales y acelerar el proceso de compra por parte de éstos. Utilizamos los medios sociales para relacionarnos, crear branding, obtener leads, etc. En definitiva, aprovechamos el potencial que nos dan estas herramientas para nuestro beneficio.

No es un sistema de venta online; sino más bien es una manera de conectar con la mente de los consumidores y hacer que ellos nos elijan a nosotros. El Social Selling es una estrategia que está coordinada con el branding, la comunicación y el marketing de contenidos, nos acerca a determinados clientes a través de la generación de contenidos de calidad y relevantes, que despiertan interés.

El Social Selling es vital porque:

  • Pasamos alrededor de un 22% de nuestro tiempo en las redes sociales.
  • Un 85% nos hemos planteado interactuar con las marcas en redes sociales.
  • Y un 56% conecta mejor con aquellas marcas que son activas en las redes.

 

social-selling-640x300

 

Las redes sociales como estrategia de venta

Los beneficios que aporta el Social Selling son numerosos: nos proporciona una difusión rápida y económica de la información, facilita las relaciones humanas, así como las interacciones y la comunicación para vender, mejora el posicionamiento, la notoriedad y la imagen de marca, entre otros. Factores muy valiosos para incrementar las ventas de nuestro negocio.

Para entender definitivamente en qué consiste el Social Selling pongamos un ejemplo de ventas B2C para una tienda de ropa. Podemos crear un canal de Youtube para hablar de moda, crear un vídeo blog (vlog) e incluso crear píldoras con nuestros mejores clientes para que aporten su opinión sobre nuestros productos.

Al igual que Youtube, también podemos considerar interesantes abrir una cuenta en Instagram. Esta red social tan visual nos aportará frescura y podemos provocar emociones a través de las imágenes. Instagram es un gran escaparate virtual para nuestra tienda de ropa y para llegar a esa clientela valiosa, también nos sirve de atención al cliente y para resolver cualquier duda que tengan.

Facebook, Twitter y otros canales como los blogs son ideales para seguir la pista a nuestros potenciales clientes y hacerles llegar nuestros productos. Conectar con ellos, responder sus dudas, habilitar una vía de atención al cliente más directa… Los contenidos que volquemos en estas redes no sólo deben ser publicitarios, también deben atraer y aportar, si sólo invadimos el muro de nuestros seguidores con publicidad repercutirá de forma negativa. Es importante cuidar a nuestro target. Además, podemos realizar acciones de co-branding con influencers, lo que nos aportará credibilidad y acercamiento.

 

El potencial del Social Selling es muy grande y tenemos infinitas posibilidades. El objetivo siempre será mantenernos en la mente del consumidor top-of-mind y conjugar nuestras estrategias de marketing de contenidos para poder llegar a cumplir los objetivos marcados.

Etiquetas: , , , ,

Be the first to comment “Social Selling: qué es y para qué lo usan las marcas”